Vivamos el Campo – Turismo RuralVivamos el Campo – Turismo Rural

Al registrarme, acepto los Términos del Servicio y la Política de Privacidad

¿Ya tiene una cuenta?

Vivamos el Campo – Turismo RuralVivamos el Campo – Turismo Rural

¿No tienes una cuenta?

Tour Conocimiento de las Artesanías en Barro

Descripción general del Tour

Número mínimo de pasajeros: 12

Número máximo de pasajeros: 30

Rango de fechas en las que se realiza el Tour: 15-abril-2018 a 30-junio-2018

Tipo de reservación: Por persona

IVA Incluido: Si

El Tour invita a que el visitante conozca, aprenda y valore la labor que vienen realizando los alfareros de la capital artesanal de Colombia. La interacción con artesanos, la elaboración de una artesanía en barro, el contacto con la cultura, la gastronomía y paisajes del sitio convierten el recorrido en una experiencia inolvidable y reconfortante.

Conoceremos un pueblo típico boyacense, Ráquira, situado a 70 km de Tunja. Llegaremos al sitio donde disfrutaremos de las artesanías raquireñas, allí de voz de uno de los más conocidos alfareros conoceremos las distintas labores previas a la elaboración de las artesanías de barro como lo hacían sus antepasados, en este caso, centrándose en la fabricación de recipientes de barro.

El tour ha sido recomendado por la comodidad de su recorrido, pasando por una corta ruta, la cual se encuantra asfaltada. El aire puro se respira en todo el trayecto. El destino se esconde entre las angosturas del río y aunque la ruta sigue siendo sencilla, el asfalto se termina, y continua al pasar un viejo puente de maderos, un sendero que se bifurca a la derecha rodeado de alfareros de ‘vieja data’ para llegar a un bello sitio salido de un cuento de hadas.

Conoceremos una historica cueva desde la cual se gestó la idea de construir un convento, más conocido como el Monasterio de la Candelaria. En este sitio veremos obras de Arce y Ceballos y otras antigüedades que nos llevaran al pasado.

Actividades del Tour

Nos desplazaremos desde el sitio de encuentro (Costado norte de la Plaza Real de la ciudad de Tunja) para dirigirnos a nuestro destino principal, pasando por los municipios de Cucaita, Sáchica, Sutamarchán y Tinjacá. Llegaremos al ancestral Desierto de la Candelaria, y seguiremos al taller de artesanías en barro de una de los más curtidos artesanos de la región. El desplazamiento se realiza en un vehículo apropiado.

Visitaremos la zona rural de Ráquira, un pueblo de gente aguerrida y diestra, descendientes de primitivos alfareros, que los catalogan como “Pueblo de Olleros”, origen y razón de ser excelsos menestrales del arte de amasar La Madre Tierra. Parten de desiguales bloques de arcilla y con sus diestras manos la transforman en prácticos y bellos objetos que una vez sirvieron para cimentar el desarrollo intenso y próspero del comercio del trueque, la más justa y antigua manera de intercambio comercial de antaño.

Recorreremos el Desierto y Convento de La Candelaria (El primer monasterio de Agustinos Recoletos en América), en donde el 1 y 2 de febrero se celebra la festividad en honor a Nuestra Señora de la Luz de la Candelaria. Se fundó junto al río Gachaneca por el Padre Agustino Mateo Delgado en el año de 1.604, reuniendo en comunidad a los ermitaños que vivían dispersos en las cuevas de los alrededores. El convento está destinado hoy al noviciado de los padres Agustinos y a retiros espirituales. En el primer piso apreciaremos un Museo de Antigüedades. En el Claustro se exhiben lienzos en que alternan la maestría del pintor Vásquez Ceballos con la sencillez de los pintores populares. En un pequeño museo se exponen obras de arte, artesanías, antigüedades y diversos objetos. Exploraremos la elegante Iglesia, cuyo retablo del altar mayor lo preside un cuadro de la Virgen de La Candelaria, que fue pintado sobre un trozo de cedro en los principios de la fundación.